domingo, 20 de marzo de 2011

GASTRONOMÍA MERIDEÑA

GASTRONOMÍA MERIDEÑA


Hablar de la cocina venezolana implica recapacitar sobre la historia de la alimentación, su evolución a través de los años. En Venezuela, la cocina es el resultado de un proceso de transculturación que ha venido ocurriendo en el país desde la época de la Colonia hasta nuestros días. El estado de Mérida, está dedicada a la cría del ganado caprino, son muy particularmente de la zona, son productivas fuentes económicas de la región. La leche de éstas ocupa un lugar importante en la alimentación para la elaboración de dulces y conserva, además se industrializa elaborando quesos y mantequilla.


La Pisca Andina


Uno de los platos más representativos de los Andes Venezolanos es sin duda La Pisca Andina. En toda la región andina se acostumbra a tomar esta sopa como parte del desayuno. Se compone de papas, leche, queso y se aromatiza con cilantro. No es extraño que se acostumbre a tomarla con frecuencia: el andino es amante incondicional de las sopas, ya que la zona andina es fría y como abundan las siembras de papas, la pisca es una dama conocida y respetada.


El andino es madrugador, pero no como el llanero que antes del amanecer salta de su chinchorro, el andino espera que la luz del sol le señale el camino, es silencioso, noble y trabajador, la montaña lo resguarda, el frío deja sus mejillas tostadas y su mirada profunda admirar cada día la maravilla de los páramos que conforman la cordillera de los andes...
Antes de comenzar la jornada, la pisca andina, trae calor al cuerpo, se acompaña de arepas de harina de trigo, el maravilloso queso ahumado y algunos le dan un toque picante, como la mayoría de nuestros platos típicos, cada familia le aporta un toque personal, que varía la sazón de la pisca.
Si viaja por los lados, de Mérida, Táchira y Trujillo, encontrará esta sopa con frecuencia, con su sabor característico, suave y delicado, pero marcado pronunciadamente por el cilantro; no deje de incluirla en su menú, le dará un calor reconfortante, acariciará su paladar y seguramente la calidez le llegará suavemente al alma.


Pasteles Andinos

Una de las delicias más reconocidas de los andes venezolanos son sin duda los pastelitos, preparados con harina de trigo, estos crujientes y, maravillosamente rellenos, redondeles fritos acaparan la atención de cuanto viajero pasa por las zonas andinas, son perfectos para desayunar acompañados de chocolate caliente y espeso, divinos en una mañana fría, excelentes en una merienda acogedora, inigualable cuando sirve de pasapalo... Los pasteles andinos se rellenan con queso ahumado, con carne y arroz, con acelgas, ajoporro, champiñones o con trucha guisada, se cierran en redondeles y se fríen hasta estar crujientes y dorados, su preparación merece atención y esmero para obtener un pastel para dioses, pero bien vale la pena esta atención a su preparación.


Ponche Andino o leche Burra

Bebida tradicional, es considerada el ancestro del Ponche Crema, se prepara con huevos, miche callejonero, branby o ron, leche condensada y luego se mezcla en licuadora hasta obtener un líquido espeso. Es la bebida que generalmente se le sirven a las damas en las tradicionales paraduras.
Una variación del Ponche Crema es el PONCHE ANDINO, conocido en muchas partes como “Leche e´burra”, al ser parecidos tiend
en a confundirse, pero el sabor es diferente (sobre todo si se hace con miche aguardiente anisado andino).